Vidas revolucionarias: La batalla por Argelia de Maurice y Josette Audin


Vidas revolucionarias: La batalla por Argelia de Maurice y Josette Audin

Por Michèle Audin
Translated by the Translation Collective

Volume 23, number 1, Science Under Occupation

Versión en ingles

El 11 de junio de 1957, a las once de la noche, Maurice Audin, un matemático de veinticinco años, fue arrestado en su casa en Argel.

Poco más de sesenta y un años después, el 13 de septiembre de 2018, a las dos de la tarde, Emmanuel Macron, entonces presidente de la República Francesa, visitó a la viuda de Maurice, Josette Audin, de ochenta y siete años de edad, en su casa en Bagnolet, en las afueras de París. Se presentó con una declaración presidencial que reconocía que Maurice Audin y muchos otros habían sido torturados y asesinados a causa del sistema de “arresto y detención” instituido legalmente cuando se confiaron “poderes especiales” al ejército colonial francés en Argelia.1

Josette Audin era entonces profesora de matemáticas jubilada. Había enseñado en varias escuelas: primero en Argel, hasta el 1966, y luego en Francia, un año en Étampes y después en Argenteuil, un suburbio de París. Ella y Maurice Audin se conocieron cuando ambos eran estudiantes de matemáticas en la Universidad de Argel y miembros del Partido Comunista Argelino (PCA).

El padre de Josette fue miembro del PCA antes que ella; no había comunistas en la familia de Maurice Audin. Otra diferencia era que ella había nacido en Argel, en el seno de una familia de pieds-noirs (nombre dado a los colonos europeos en Argelia bajo el colonialismo francés) mientras que el padre de Maurice era de Lyon, en la Francia metropolitana.

Por otro lado, la madre de Maurice Audin, Alphonsine Fort, provenía de una familia de campesinos de la llanura de Mitidja, cerca de Argel. A la edad de catorce años comenzó a trabajar al servicio de la joven esposa de un capitán del ejército; el ayudante personal del capitán era Louis Audin. Louis y Alphonsine se casaron en 1923 y se marcharon a Lyon, donde sufrieron una dura vida de trabajadores durante la Gran Depresión, experimentando el desempleo y la muerte de tres niños pequeños. Para ganarse la vida, Louis se convirtió en gendarme y fue enviado a la pequeña ciudad de Béja, en Túnez. Allí nació Maurice Audin, el 14 de febrero de 1932.

El Front Populaire y sus nuevas políticas coloniales llevaron a los gendarmes franceses y a la familia Audin de vuelta a Francia, a Bayona.2 Unos años más tarde, en el 1940, la Segunda Guerra Mundial y la desmovilización de los soldados franceses enviaron a la familia a Argel, cerca de los padres de Alphonsine. En el 1942, tropas anglo-estadounidenses invadieron los territorios franceses de África del Norte y ocuparon las escuelas, dificultando el estudio normal de los niños. Los padres de Audin decidieron enviar a su hijo de diez años a una escuela del ejército. Maurice Audin pasó cuatro años en Hammam Righa, en Argelia, y después, de 1946 a 1948, se trasladó a la escuela de Autun, en el centro de Francia, lejos de sus padres.3 Fue un estudiante brillante. Le encantaban las matemáticas, mucho más que el ejercicio físico y la disciplina. En el 1949, obtuvo el permiso de sus padres para volver a Argel a preparar y aprobar su baccalauréat.

Aquí debemos detenernos un momento para tomar nota de dos de los elementos básicos en la educación política de Maurice Audin. Uno de ellos fue la disciplina marcial y la atmósfera de la escuela militar a la que atendió. Muchos de sus compañeros guardaban rencor a los trabajadores que participaron en las huelgas que tuvieron lugar en Francia en los años 1947 y 1948 debidas a las dificultades económicas y a la aversión al Plan Marshall. El otro elemento fue presenciar el trato inhumano de los trabajadores agrícolas argelinos empleados por sus parientes campesinos.

Al final de sus estudios, Maurice se había convertido en fiel antimilitarista y anticolonialista. No es de extrañar, entonces, que siguiera el paso de su compañera de estudios (y futura esposa) Josette Sempé al unirse al PCA en 1951.

Josette también provenía de una familia modesta y fue la primera entre ellos en asistir a la escuela secundaria. Demostró habilidad en el latín y en las matemáticas, y eligió estudiar matemáticas al entrar en la universidad.

Eran jóvenes, estudiantes y activistas, y estaban enamorados. René de Possel, profesor de la Universidad de Argel, se convirtió en el consejero de Maurice y le consiguió un puesto como asistente de profesor. Esto permitió que Josette y Maurice comenzaran su vida juntos. Su matrimonio (puramente civil) tuvo lugar el 24 de enero de 1953 y su primer hijo nació un año después.

Entonces llegó el 1 de noviembre de 1954, y estalló la guerra de independencia de Argelia, de manera bastante inesperada, como lo recordaría Josette más adelante. Ambos eran profundamente anticolonialistas y no soportaban la discriminación racial ni las supuestas “bendiciones del colonialismo”. ¿Cómo podrían, al ver cómo los jóvenes indígenas le limpiaban los botas a los pieds noirs en vez de ir a la escuela? Naturalmente ellos se posicionaron a favor de la independencia, del mismo modo que lo haría el PCA.

Su segundo hijo nació justo después de la prohibición del PCA, el 13 de septiembre de 1955. Algunos miembros del partido se unieron a la fuerza armada del Frente de Liberación Nacional (FLN) y participaron en luchas armadas en las montañas de Argelia. El FLN quería que el PCA se disolviera y que sus miembros se unieran a su lucha. Los líderes del partido pasaron a la clandestinidad y cuidar de ellos se convirtió en una tarea de Maurice. En septiembre de 1956, por ejemplo, ayudó a Larbi Bouhali, el Secretario General del PCA, a salir de Argel a bordo de un buque de carga con destino a China, escondido en el camarote de un marinero comunista francés.

Al mismo tiempo, Maurice estaba escribiendo su tesis sobre los mapeos lineales entre espacios vectoriales topológicos. Ya había publicado algunas notas preliminares en una revista francesa, marcando los primeros pasos en una rama de las matemáticas que pronto se volvería muy popular. A finales de 1956, voló a París donde conoció a Laurent Schwartz, Henri Cartan y Gaston Julia, entre otros destacados matemáticos. Le presentó su trabajo a Schwartz y juntos comenzaron a planear su defensa de tesis en París para el año siguiente (1957). A partir de ese momento, Schwartz acogió a Maurice como uno de sus estudiantes.4

Pero al año siguiente tuvo lugar la Batalla de Argel. La guerra que había comenzado en las montañas ahora había llegado a la ciudad, y el FLN comenzó a organizar ataques contra objetivos civiles franceses. Usando los poderes especiales otorgados por la Asamblea Nacional Francesa al gobierno el 12 de marzo de 1956, se concedieron plenos poderes policiales al ejército. Entre ellos se encontraba el 10º Régiment de Chasseurs Parachutistes (RCP), un grupo de ocho mil paracaidistas bajo el mando del General Massu. Su método preferido era utilizar la tortura, no tanto para obtener información sino más bien para crear terror.5

Ese abril, Josette y Maurice Audin tuvieron su tercer hijo. En aquel período, Paul Caballero, el secretario del partido que había reemplazado a Larbi Bouhali, vivía con la hermana de Maurice y su familia. El invitado se enfermó gravemente y Maurice llamó a un médico comunista que fue a la casa de Maurice y Josette, y curó a Caballero. Desafortunadamente, este mismo médico fue arrestado y torturado, y confesó que había atendido a Caballero en la casa de Maurice. Los soldados se movilizaron rápidamente para arrestar a Maurice. Su familia nunca lo volvió a ver.

Como trampa, dos de los soldados que arrestaron a Audin pasaron la noche en el apartamento y a Josette Audin no se le permitió salir ni usar el teléfono. Al día siguiente, el periodista comunista Henri Alleg fue arrestado al ir a visitar a Maurice. Él era el ex director de Alger Républicain y representaba una captura aún más importante que la de Maurice Audin. Más adelante, en su libro, La Pregunta, Alleg llegó a contar que tanto él como Maurice fueron torturados en la cárcel. Josette Audin y sus tres hijos pequeños pasaron varios días confinados en el apartamento con los soldados antes de poder salir a buscar noticias de Maurice.6 Esto marcó el comienzo de lo que el historiador Pierre Vidal-Naquet llamó el Caso Audin.7

Al escuchar a los soldados usar el tiempo pasado para hablar de Maurice, Josette Audin supo con certeza que su marido había muerto. Esto se confirmó por la declaración de que Maurice se había escapado de la cárcel y había desaparecido sin dejar rastro. Maurice figura entre las muchas personas – casi tres mil, según algunos estimados – que desaparecieron de la misma manera durante la Batalla de Argel.8

La peculiaridad del caso de Maurice Audin reside en la distinción de él y de su esposa como intelectuales. Josette se dedicó a reunirse con abogados y periodistas y a enviar cientos de cartas escritas a mano, empezando, por supuesto, por Laurent Schwartz, el director de tesis de Maurice. Escribió “a todo el mundo” para informar del arresto de Maurice y para que la ayudaran a conseguir información sobre su marido desaparecido. Entre ellos estaba el joven historiador Pierre Vidal-Naquet.

Cuando la primera carta de Josette Audin (fechada el 20 de junio de 1957) le llegó a Schwartz, éste estaba visitando Bombay. Una vez regresado a Francia, comenzó a movilizar a sus colegas de la Universidad de París. Bajo petición suya, el Consejo de la Facultad de Ciencias adoptó una resolución que declaraba: “Es inaceptable que en la Francia de hoy en día alguien pueda ser arrestado y cuatro meses después todavía sea imposible saber qué le ha pasado”.9 Schwartz decidió organizar una defensa de la tesis de Maurice Audin in absentia en un gran auditorio de la Sorbona el 2 de diciembre del 1957. René de Possel presentó el trabajo de su estudiante, titulado Sobre ecuaciones lineales en un espacio vectorial. Tras la reunión del comité, Maurice Audin recibió el título de doctor. Los numerosos invitados, entre ellos Josette Audin y sus suegros, Louis y Alphonsine, guardaron un momento de silencio.

Pierre Vidal-Naquet – profesor auxiliar, como lo fue Audin, de la Universidad de Caen – comenzó a investigar la historia que contaban los militares sobre la fuga de Maurice. Con la ayuda de Jérôme Lindon, editor de las Éditions de Minuit y de La question de Henri Alleg, publicó sus hallazgos en mayo del 1958 en el folleto L’Affaire Audin, refutando por completo la historia oficial.10

Siguiendo el ejemplo de Schwartz y Vidal-Naquet, se organizaron varios “comités Audin”, especialmente en las universidades. Esto inició una gran movilización de profesores y estudiantes contra la tortura y la guerra en Argelia. Dos décadas más tarde, un “comité” de matemáticos franceses inspirados por en el caso Audin y encabezados por Schwartz, logró la liberación del matemático Leonid Plyushch de un manicomio soviético y del matemático y activista comunista José Luis Massera de una cárcel en Uruguay.11

Argelia se independizó en el 1962 y Francia promulgó una ley concediendo amnistía por cualquier crimen cometido en el país relacionado con la guerra de Argelia.

En los sesenta años que siguieron la publicación del folleto de Vidal-Naquet, Josette perdió incontables demandas, reclamos, peticiones, y juicios legales, incluyendo un pleito por crímenes contra la humanidad. La versión oficial seguía siendo que Maurice Audin se había fugado. Durante esa época, la investigación histórica sobre la guerra de Argelia se amplió gracias a obras como las de Raphaëlle Branche y Sylvie Thénault, que expusieron el sistema de arresto y detención y el uso excesivo de tortura por parte del ejército francés.

En junio de 2014, el presidente François Hollande finalmente reconoció que Maurice había muerto en detención. Pensar que este pequeño paso fue el único resultado de cincuenta y siete años de lucha fue una gran decepción para Josette Audin.

Resulta inusual que la versión oficial de un hecho esté tan lejos de la verdad histórica. En septiembre del 2018, fue un escrito del presidente Macron que finalmente reconoció la responsabilidad de Francia en la muerte de Maurice Audin.

Sin embargo, así como Josette rebatió al leer la declaración dos días antes de la visita del Presidente, este texto no explica en qué circunstancias fue asesinado Maurice Audin. Utilizando las palabras de Schwartz, sesenta y un años más tarde, todavía es imposible saber qué le ocurrió.

Existen varias teorías sobre este asunto. Vidal-Naquet sugirió que Maurice fue estrangulado por el teniente Charbonnier durante un interrogatorio bajo tortura, aunque no quiso divulgar la identidad de su fuente. Por otro lado, el coronel Godard escribió en un manuscrito encontrado por la periodista Nathalie Funès que Maurice fue ejecutado por error, y que la víctima debería haber sido Henri Alleg, pero Audin y Alleg no se parecían en absoluto, y existe la posibilidad que Godard haya querido echarle la culpa al general Massu. Según una revelación póstuma de una entrevista con el general Aussaresses, Audin fue ejecutado para dar un ejemplo. Pero, ¿por qué esforzarse tanto en ocultar una muerte que se suponía que debía ser un ejemplo?

La declaración del Presidente en 2018 invita a quienes posean información sobre lo ocurrido a hacerlo público. Pero han pasado sesenta años y la investigación y las entrevistas publicadas por la periodista Nathalie Funès y la historiadora Sylvie Thénault, entre otros, ofrecen poca esperanza de que “la verdad” salga a la luz.12

Josette Audin murió el 2 de febrero de 2019, menos de cinco meses después de haber ganado su batalla.

References

  1. Cita de la declaración presidencial de Emmanuel Macron sobre la muerte de Maurice Audin.
  2. El Frente Popular, un gobierno de coalición izquierdista de los partidos socialista, comunista y republicano socialista radical, fue elegido en Francia en mayo de 1936.
  3. Michèle Audin, Une Vie brève (Paris: L’Arbalète-Gallimard, 2013).
  4. Notas de Comptes rendus, el libro de Schwartz.
  5. Magalie Besse, Sylvie Thénault, eds, Réparer l’injustice: l’Affaire Maurice Audin 22 (Institut Francophone pour la Justice et la Démocratie, 2019).
  6. Henri Alleg, La Question (Paris: Les Éditions de Minuit, 1958).
  7. Pierre Vidal-Naquet, L’Affaire Audin (Paris: Les Éditions de Minuit, 1958).
  8. Estimación de Paul Teitgen, citada en Yves Courrière, La Guerre d’Algérie, tome 1: 1954-1957 (Documents), (Paris: Fayard, 2001).
  9. Archivo de la familia Audin, guardado en la École Polytechnique (Paris, France).
  10. Pierre Vidal-Naquet, L’Affaire Audin.
  11. Besse and Thénault, eds., Réparer l’injustice.
  12. Nathalie Funès, Le camp de Lodi: Algérie, 1954-1962 (Essais – Documents), (Paris: Stock, 2012).